Gerónimo M.

Leyenda:

Era un día como cualquier otro, pero el último guardia había dejado su puesto de trabajo sin dar explicaciones ni aviso. Juan, desempleado, estaba leyendo el diario en busca de trabajo, cuando de pronto vio un anuncio en el que necesitaban con urgencia un guardia para el turno noche del Buenos Aires Design. Allí se dirigió corriendo y muy contento porque iba a conseguir su primer empleo. Sin preguntarle demasiado, el jefe de los guardias le dijo que el trabajo era suyo y que empezaría esa misma noche. Estaba recorriendo el lugar cuando escuchó una voz de niña que venía del sótano, pensó que alguien se había olvidado la radio prendida Bajó las crujientes escaleras y no encontró nada. Cuando estaba volviendo hacia la superficie se dio cuenta de que el sonido venía de una caja, llena de suciedad. Cuando la abrió, se dio cuenta de que era un cuadro parlante. La voz de la niña paró y no se manifestó otra vez. Después de que el Centro Cultural encontró el cuadro quisieron que estuviera en un lugar en el que muchas personas pudieran apreciarlo. Entonces, al día siguiente, colocaron el cuadro en un lugar donde mucha gente solía pasar, aunque había un misterio, era el único cuadro que decía ‘’Autor: Anónimo’’. Empezaron a llegar cartas preguntando qué ocurría,  porque el cuadro no estaba durante el día . Nadie pudo responder, era una pregunta sin respuesta, un misterio. Solamente la gente que iba por la noche podía ver esa pintura ya que por el día no estaba. Mucha gente decía que el cuadro lo robaban pero por alguna razón lo devolvían por la noche, otra gente decía que era un cuadro fantasma. Y otros buscaba alguna razón para explicar por qué hablaba… había un sacerdote que dijo que en una pintura se muestra el fin del mundo con una serpiente. ¿Es posible que el cuadro en el centro del shopping contuviera el mismo relato del sacerdote? Juan no lo creyó y me explicó que podía ser una persona que hablaba detrás del cuadro o que como existía mucho ruido en el shopping podían ser ecos y cosas así. Mucha gente ha tratado de descifrar este hecho tan raro pero… hasta hoy no hay nada que lo explique.

Gerónimo Mateos y Agustín López Rizzolo.

Fecha: 11/7/2013 | Creado por: Maria Cecilia
Categoria: Producciones de "Buenos Aires misteriosa"
Etiquetas: