"La ofensa, como afirma Primo Levi, pulula de mil maneras, pero también reclama ser contada, verterse en un relato que no añada a la infamia del sufrimiento la vergüenza del olvido (…).

Proyecto: “Soy Testigo”

"La ofensa, como afirma Primo Levi, pulula de mil maneras, pero también reclama ser contada, verterse en un relato que no añada a la infamia del sufrimiento la vergüenza del olvido (…). “La palabra del testigo tiene que ser cuidada, escuchada, arropada, porque sólo con ella, desde ella, el rostro humano (que ha sufrido más allá de los límites conocidos) recupera otro rostro en el que poder reconocerse."[1]

Los que trabajamos hace muchos años en la construcción y utilización de fuentes orales en ámbitos educativos sabemos que éstas proporcionan una serie de herramientas que hace que los estudiantes puedan descubrir una Historia viva de la que forman parte, que los involucra y los compromete.

Las entrevistas unen generaciones y contribuyen a la formación de la identidad de los jóvenes a partir de la posi­bilidad abierta de dialogar con el pasado. Muchas veces sus padres, abuelos o tíos se transforman en testimonios muy significativos para ellos; la Historia Oral, en este caso, contribuye a un cambio en la comunicación con sus mayores, lo que en sí mismo adquiere un importante valor tanto educativo como social.

Además, el proceso de construcción de fuentes orales les provoca una fuerte sensibilización, sobre todo porque construyen el conocimiento a partir de testimonios directos de personas que vivieron el proceso histórico que están investigando.  En este caso, el proyecto “Soy Testigo” pretende recoger los testimonios de personas que pudieron sobrevivir a la Shoá y que recuerdan – y comparten con nosotros-  esa dolorosa experiencia.  Por lo tanto esta sensibilización en si misma hace que cada tarea a concretar sea asumida con compromiso y responsabilidad, sobre todo porque son ellos mismos los que están construyendo las fuentes.

Después de trabajar durante varios años con la metodología de la Historia Oral, específicamente para analizar un proceso histórico tan doloroso del pasado reciente – como la Shoá- , podemos afirmar que los entrevistados nos relatan un pasado no lineal, en permanente conflicto; un pasado que se reconstruye a partir de quiebres, de movimientos, de contradicciones,  que transforman a la memoria en resistencia y ella es la que le da sentido, la que legitimiza cada vivencia personal, única e irrepetible.

Uno de los principales objetivos de esta instancia de investigación que estamos empezando a transitar con nuestros estudiantes es el de analizar , a partir de los relatos de los testimonios, cómo el cuerpo expresa, a través de la memoria, la resistencia, la lucha, la reivindicación, la derrota y la posibilidad de que sus marcas (visibles en la piel o a través de los testimonios) nos ayuden a comprender  cómo y porqué las personas que han pasado estas experiencias traumáticas las recuerdan, desde el presente, de distinta manera. La construcción del documento oral- la entrevista- y su posterior análisis por parte de los alumnos se centra en la manera en que el pasado, cargado de horror, de heridas que aún se evidencian tanto en el discurso como en el mismo cuerpo del que comparte su recuerdo con nosotros, pueda ser transmitido, para generar en ellos, en una posible instancia de reflexión y de análisis, la capacidad para poder implicarse de una manera crítica con el presente que están viviendo.

En definitiva “Soy Testigo” confirma que las entrevistas de Historia Oral no sólo les aporta a los jóvenes  un significado cognitivo, sino también, un significado afectivo que es necesario valorar de una manera especial.

A continuación algunas imagenes de las dos primeras entrevistas para "Soy Testigo" en la que participaron integrantes "veteranos" del Programa de Historia Oral junto a algunos de los chicos que están haciendo el curso de capacitación en Historia Oral.

En nuestro canal de youtube escribiendo Laura Benadiba + Shoá podrán encontrar testimonios sobre el tema..

 



[1]En Mendiola, F/Beaumont, Edurne. "Esclavos del franquismo en el Pririneo”. Mendiola, Ignacio: La memoria de la ofensa. Ed. Txalaparta. Tafalla, Navarra, España, 2007.página 21.

Este proyecto es realizado con la colaboración de "Generaciones de la Shoá" y el área de Historia Judía de nuestra escuela.

 

Fecha: 6/12/2016 | Creado por: Laura Rebeca
Categoria: Investigación y formación
Etiquetas:
Comentarios