En este día tan especial para nuestros docentes, las alumnas Nicole Becker y Florencia Waisman les dedican unas palabras a aquellos que con pasión y vocación hacen de la enseñanza su labor.

"Nosotras creemos que todos los días cada alumno se sube en un avión manejado por un piloto que nos lleva a distintos lados. A veces el avión va hacia la antigua Grecia con Edipo rey, otras veces nos lleva a la edad media y nos permite ver cómo vivían los judíos en esa época, nos lleva al Cabildo abierto y a la revolución y hasta lo que vivieron nuestros antepasados durante la Segunda Guerra Mundial. Ese avión recorre trazos, funciones y asíntotas, y nos logra llevar al futuro con su tecnología. Los pasajeros del avión van cambiando de idioma y de vocabulario a medida que van pasando por cada ciudad; por momentos hablan en inglés, en hebreo, hablan de la química, del hormigón, de las ondas sonoras, de los distintos tipos de energías renovables y de la economía y el derecho.

No podemos decir que todos los vuelos son iguales, cada integrante de ese vuelo hace que la experiencia sea distinta, y esto hace que se enriquezcan recíprocamente en cada uno de sus nuevos destinos junto a sus pares y su piloto. Tampoco podemos mentir diciendo que todos los vuelos son perfectos, es una realidad que hay aviones que por momentos sufren turbulencias, hay discusiones, miedo, que me cae mal, que me cae bien, que nadie estudio, que nunca lo explico, pero esas turbulencias después de un tiempo se pasan, y hay veces que hasta sucede algo increíble. 

Durante ese viaje a alguien se le abre la mente, empieza a ver al mundo de una forma distinta, se da cuenta que algo lo apasiona, que quiere hacer algo con eso que aprendió, o tan solo guardarlo en su cabeza y tenerlo presente, y ahí es cuando todo el esfuerzo de ese avión de esa turbulencia que tuvieron que vivir valió la pena.

Como Paulo Freire dijo un día, la educación no cambia al mundo cambia a las personas que van a cambiar al mundo. Porque un buen educador es aquel que tiene como objetivo generar un pensamiento crítico, es leer lo que no está escrito, desnaturalizar lo naturalizado, problematizar lo aceptado, deconstruir lo construido, para formar una propia postura.

Por eso es que hoy festejamos el día de esos pilotos de esos aviones tan especiales para toda la humanidad, el día del maestro. Por ser los encargados de preparar al futuro que va a mejorar nuestro mundo, por preocuparse que los estudiantes aprendan, que estén bien emocional y físicamente, y sobre todo por dar cuerpo y alma para dejar una huella en ellos y permitirles que vean otras formas de pensar, siempre incentivando a que puedan cumplir sus sueños".

 

 

Fecha: 11/9/2017 | Creado por: Brenda
Categoria: Noticias 2017
Etiquetas: