En un clima distendido, con música de fondo y charlas de por medio, se llevó a cabo Expo Construcciones, en donde los estudiantes de 3ro., 5to. y 6to. año de la orientación trabajaron en grupos, dispuestos a ayudar.

El workshop, realizado en la sede Almagro el 8, 9 y 10 de noviembre, tuvo como objetivo crear distintas maquetas hápticas utilizadas para que quienes poseen discapacidades visuales puedan orientarse en un espacio con facilidad, implementando el tacto.

Con mucho entusiasmo, los alumnos seleccionaron materiales con distintas texturas para reproducir las diferentes áreas y escribieron las referencias en Braille. Se espera que las producciones sean implementadas por los chicos de la escuela de educación especial Número 33 “Santa Cecilia”.

Además, hubo quienes idearon y confeccionaron juguetes y equipamiento para el centro comunitario “Mate Cosido”.

“La idea es realizar una actividad diferente a la de todos los días, que les aporte a los estudiantes una nueva mirada. Estas experiencias son muy útiles para que los jóvenes puedan pensar en  las necesidades del usuario a la hora de diseñar espacios y crear objetos”, señaló el arquitecto Horacio Kejsefman, Director de la orientación.

A su lado, Bruno de 3er. año trabajaba junto a sus compañeros en una maqueta que representaba una inmensa plaza. “Me fijo muchísimo en los detalles, busco que no haya cosas filosas o punzantes que puedan dañar a quienes vayan a utilizarla”, sostuvo el estudiante, al tiempo que señaló que gracias al workshop se hizo nuevos amigos.  

Lautaro fue otro de los alumnos que se mostró entusiasmado por la actividad y agradecido de haber adquirido nuevos conocimientos. “No sólo estoy ayudando a otros, sino que también estoy aprendiendo cómo estudian las personas con dificultades visuales”, manifestó.       

En la misma sintonía se expresaron Camila y Eric, de 5to. año, quienes a toda velocidad daban vida a un prolijo banquito de madera: “Formar parte de proyectos solidarios nos pone muy feliz. Es divertido trabajar con amigos y muy motivador saber que estamos ayudando a alguien que lo necesita”.

Mientras observaba a los chicos crear con empeño y pasión, Ginette, docente de la orientación, se mostró orgullosa por los proyectos de los jóvenes. “Hacer materiales para donar abre la mente y enriquece el alma”, aseguró emocionada. 

Fecha: 10/11/2017 | Creado por: Brenda
Categoria: Noticias 2017
Etiquetas: