#ConociendoElDeporte-saltos ornamentales

Los saltos ornamentales es una disciplina de la natación olímpica que consiste en realizar saltos acrobáticos desde trampolines de diferentes alturas.

 

Existen distintas especialidades de saltos: trampolín de un metro, salto sincronizado de tres metros, salto sincronizado de diez metros, trampolín de tres metros y plataforma de diez metros, tanto para hombres como para mujeres.

 

Los saltos son un deporte olímpico desde San Luis 1904 y sólo los hombres podían participar de ellos hasta Estocolmo 1912 cuando se produjo el debut femenino.

 

La prueba consiste en realizar figuras acrobáticas desde que se toma impulso en la plataforma hasta la entrada final al agua. Los saltadores eligen sus saltos entre los grupos que existen: de frente, de espalda, invertido, hacia adentro, carpado, con apoyo en brazos -este último sólo en plataforma-. Cada uno de los saltos tiene un grado de dificultad que varía entre 1,6 y 3,6 puntos. Este puntaje se multiplica por los puntos obtenidos de cada salto.

 

Siete jueces son los encargados de realizar la puntuación de 0 a 10 con incrementos de 0,5 teniendo en cuenta:

 

La carrera de aproximación. Se valora la cercanía al borde del trampolín y la posición del cuerpo.

 

El impulso. Se puntúa de acuerdo al equilibrio y el control del salto que logra el atleta.

 

La elevación. La altura que se logra.

 

La ejecución. Se observa la técnica, la precisión, el grado de dificultad y giros.

 

La entrada. Se tiene en cuenta el ángulo con el que se entra al agua, debe ser de posición vertical y cuerpo recto.

 

Luego se desechan la mejor y la peor puntuación recibidas y se suman las restantes, la cifra obtenida se multiplica por la dificultad de la figura realizada y por último ese número es multiplicado por 0,6, dando así la nota final de la prueba.

Fecha: 10/10/2018 | Creado por: Florencia
Categoria: #ConociendoElDeporte