Caza de Ballenas en Japón

La caza de ballenas consiste en la obtención de recursos a partir de cetáceos, principalmente ballenas.

Hoy en día, la principal razón de caza de ballenas es la obtención de carne, aunque en la antigüedad hasta principios del siglo XX, también existían otras razones, como por ejemplo para calefacción e iluminación (aceite), productos cosméticos o productos farmacéuticos.

 

Japon

Una de las cosas que me parece mal de Japón es esa poca capacidad de cambio y adaptación que tienen para según que cosas, llevan tantísimos años comiendo carne de ballena que ahora son incapaces de cortar este mercado y buscar alternativas, la carne de ballena se considera un manjar y mueve muchísimo dinero.

La excusa principal que da Japón para cazar ballenas es la investigación con este absurdo fin dan muerte a unos 1000 ejemplares de cetáceos cada año, lo mas curioso es que paseando por Tokio puedes encontrar con relativa facilidad restaurantes donde sirven carne de ballena, ¿Como puede ser esto? si las ballenas eran para investigación como es que hay restaurantes donde sirven la carne de ballena, muy fácil se supone que para las pruebas no se aprovecha toda la ballena por lo quelas sobrasâ�� se utilizan con fines comerciales. Seamos serios como podemos decir que sobra carne de las investigaciones y se de caza a 999 ejemplares mas.

Tokio

TOKIO.- Japón cazó en la última campaña 551 ballenas del total de 900 que le estaban permitidas, lo que supone un recorte del 40%, debido al sabotaje por parte del grupo ecologista estadounidense Sea Shepherd, según ha informado la Agencia de Pesca nipona.

 

La flota nipona preveía cazar 850 ejemplares de esta especie, además de medio centenar de ballenas de aleta. Los seis barcos japoneses, que arribarán mañana a puerto, comenzaron en noviembre la caza bajo un supuesto programa de investigación científica.

 Fuente: Genjutsu

Fuente: http://genjutsu.es
Fecha: 3/9/2011 | Creado por: Juan Ignacio
Categoria: Informate
Etiquetas: ballenas, comunidad, participación, ecología, medioambiente, ort