Todas las mañanas, XZY salía de su cápsula de contención de oxígeno y se preguntaba si su vida tenía sentido (...)

Tomaba unas pastillas para tener la energía suficiente y se paraba en el tubo de recomposición, en el que en menos de un minuto era vestido y listo para ir a su trabajo. Hacía muchos años que no recordaba el sabor ni el olor de la comida, pero en algún lugar de su cerebro el recuerdo de una cocina marrón y amarilla, con su abuela sonriendo mientras movía la cuchara, se negaba a desaparecer. Luego de que la guerra entre las máquinas y los hombres hubiera empezado, nada volvió a ser lo mismo. El control era extremo, hasta el punto de que las personas no podían casi mirarse ni hablarse. Todo era interpretado como complot contra las máquinas, y eso era pena de muerte. Ese día, XZY repitió la rutina de siempre. Pero cuando llegó a su trabajo, que consistía en ensamblar las máquinas del control que se multiplicaban en la ciudad, sintió un chistido que venía desde el fondo. Era un operario del sector AF3, que lo miró tímidamente desde la oscuridad y le dijo: “Sé quién sos, sé lo que pensás…yo también estoy cansado de este fraude. Sos el indicado para ayudarme a liberarnos de las máquinas. Seguime”, y desapareció en las tinieblas.

 

 
 
 
 

Fecha: 29/8/2013 | Creado por: Maria Cecilia
Categoria: Ciencia Ficción
Etiquetas: cuento, realista, policial, ficción, comunidad, literatura, ort
Comentarios
  • Shay hace 10 años
    GNEIS BORNE
    Había una vez un hombre llamado gneis borne era un hombre con 40 años de edad, canoso y de pelo corto era flaco y trabajaba como agente secreto, un día lo despidieron de su trabajo, entonces fue a Japón para fortalecer su fuerza y su habilidad con el cuerpo, entreno mucho. Ya después de entrenar, está entrenado al máximo. Fue para Washington para que le den de vuelta su trabajo como agente secreto…
    4 días después fue recontratado, le mostraron todo lo nuevo que hicieron desde de que se fue. Fue a la oficina de su jefa y ella le dijo que haga una misión muy especial era cuidar el presidente chino, le pusieron un apodo que era el agente 007.
    Un día después está en el auto le empezaron a disparar de atrás y del costado izquierdo entonces él va a una rampa y va disparado sobre el centro de agentes…
    Después de eso jamás lo volvieron a ver…