Repasamos la actuación de Anderson Daronco en la aplastante victoria Charrúa.

El juez Brasilero estuvo a cargo de un partido en el que las protestas y los pedidos se hicieron muy presentes. 

Al principio, todo Uruguay reclamó penal por una mano de Enner Valencia, sin embargo la misma estaba pegada al cuerpo, en ningún momento amplió su volumen ni hubo intencionalidad por lo que fue un acierto no sancionarlo. 

Luego vino otra protesta, una supuesta falta de expulsión contra Diego Laxalt, pero no era una situación en la que el ecuatoriano mereciera una tarjeta amarilla o roja, con sancionar el tiro libre alcanzó, nuevamente el juez estuvo en lo cierto. 

En el minuto 23, el lateral derecho José Quintero le dio un codazo a Nicolás Lodeiro quien quedó sangrando. Anderson primero le había mostrado amarilla, pero desde el VAR fue llamado, revisó la jugada y tomó la correcta determinacion de expulsar al jugador ecuatoriano. 

En cuanto a las faltas en general no tuvo inconvenientes para sancionarlas, aunque  no amonestó en muchos casos que fue necesario. 

Ese error no se limitó a las infracciones, hubo muchos reclamos en los que tampoco casitgó como correspondía. El reglamento dice ante la reiteración de protestas es recomendable amonestar pero en caso de que algún jugador hable de más o solicite el videoarbitraje, es obligatorio hacerlo. 

Calificación:7

Fecha: 17/6/2019 | Creado por: Ivan Nahuel
Categoria: Análisis arbitrales