Irán, segundo eliminado del grupo B.

Más allá de que Portugal ya pasó a octavos de final, en este encuentro no cumplió con las expectativas. Los hinchas y el equipo tuvieron que conformarse con el gol de Quaresma en la primera mitad del partido.

En este encuentro, Portugal mantuvo una mayor posesión del balón, un 67%, y una mayor cantidad de intentos de gol, y también, una mayor cantidad de tarjetas amarillas. También, Portugal se destacó en el ataque: tuvo una mayor cantidad de corners, de tiros libres, pero una menor cantidad de posibilidades de gol que Irán. 

Durante la primer jornada, Portugal presionó bien al equipo contrario, supieron retener bien el balón, y fueron buscando el primer gol del encuentro, acercándose sin dificultad al terreno contrario, dejando a Irán sin muchas oportunidades de ataque.

A medida que iba terminando el primer tiempo, Irán iba mejorando su defensa y su ataque; le hacía el ataque más complicado a Portugal, y su ataque fue mejorando, logró cambiar los roles y mantener más el balón en el área contraria y poner a Portugal en riesgo, pero Portugal mantuvo una buena defensa.

Ya terminando el primer tiempo, Portugal abrió el marcador anotando el primer gol del partido en el minuto 45 por parte de Quaresma, y se da por finalizado la primera jornada.

En el segundo tiempo, Irán comenzó con mas aliento, llegaba con mayor facilidad al área Portuguesa y mantuvo una buena presión. En uno de los ataques de Portugal, en el área contraria, el jugador Iraní Ezatolahi tiró a Cristiano Ronaldo pero no fue considerado falta, hasta que el VAR revisó el momento y la declaró falta, por lo que hubo penal a favor de Portugal. En esta gran ocasión de crear una mayor diferencia de goles, Cristiano Ronaldo erra el penal, lo que dejó debastado a todo el equipo portugués y a los hinchas.

Ya faltando 5 minutos para el final del partido, Portugal ya acepta que va a ganar y baja la intensidad del ataque.

Ya habiendo terminado los 90 minutos, el árbitro dió seis minutos de descuento e Irán ni lo dudó; se volcó en el ataque. En un centro, el balón terminó tocando el brazo del jugador Portugués Cédric, por lo que todo el equipo iraní reclamó penal, pero el árbitro no había visto nada. Tras esta situación, el VAR le avisó al árbitro que revise lo recien sucedido, por lo que el árbitro fue a la pantalla de TV para repetir la situación. Luego de repetirlo, declaró penal. El encargado de patearlo fue Karim Ansarifard, quién anotó el gol y dió un empate final.

Con el marcador 1 - 1, Portugal pasó a octavos de final como segundo en la tabla de posiciones del Grupo B. Su proximo partido será contra Uruguay, un partido con grandes expectativas. 

 

 

Fecha: 25/6/2018 | Creado por: Maria Belen
Categoria: La voz de nuestros corresponsales