Repasamos la actuación del turco en el pase de los croatas a la final.

El juez no tuvo su mejor jornada, no supo llevar bien el encuentro, no amonestó en jugadas que lo requerían y permitió que los equipos peguen demasiado. En el final del primer tiempo debió sancionar un penal para Croacia tras un clarro agarrón pero dejó seguir el partido. El poscionamiento durante las jugadas no fue bueno y eso no le dio la mejor visión de las mismas. 

En el gol del empate croata, acierta al convalidarlo porque no hay falta ni jugada peligrosa del atacante. 

5 puntos. 

Fecha: 14/7/2018 | Creado por: Ivan Nahuel
Categoria: Análisis Arbitrales