En el marco de la materia Historia -que dicta Violeta Sznaider- en 1er. año de sede Almagro los alumnos participaron de un taller de arqueología. La actividad se realizó junto a los integrantes del programa “Arqueo-escuela”, un proyecto desarrollado por docentes arqueólogos de la Universidad de Buenos Aires. Como broche de oro, los estudiantes pusieron manos a la obra y se llevaron a casa nuevas experiencias.

Antes de intercambiar opiniones con los alumnos, las invitadas Lic. Prof. Laura Pey, Lic. Prof. Eugenia Carranza y Lic. Luciana Eguía explicaron que la arqueología es la ciencia que estudia los cambios producidos desde las sociedades antiguas hasta las actuales, a través de restos materiales dispersos en la geografía. Para sorpresa de muchos, contaron que pueden “conocer cómo vivían quienes no dejaron documentos”, basándose  en este tipo de registros no escritos.

“¿Cómo lo logran?”, preguntaron los chicos, a lo que las especialistas respondieron que trabajan excavando en todo el país, porque “en todos lados pueden aparecer objetos para investigar y dar cuenta de una historia”. También agregaron que en las ciudades este tipo de descubrimientos son generalmente accidentales y surgen mientras se están haciendo reformas o construcciones.

A su vez, los jóvenes indagaron sobre la manera que tienen los arqueólogos para determinar qué significa lo que hallan. “Siempre se parte de un marco teórico. Antes de resolver cada problemática, se realizan hipótesis y se toma la teoría para entender la realidad develada”, les contaron.

La charla se desenvolvió de forma interactiva, con una constante ida y vuelta entre alumnos y especialistas. Surgieron un montón de dudas y curiosidades que, a partir de las respuestas, se convirtieron en aprendizajes.

A continuación, desde “Arqueo-escuela” argumentaron que para justificar y explicar una hipótesis se necesitan evidencias, por lo que resulta necesario viajar en el tiempo desde las etapas más actuales a las más antiguas. Ante la curiosidad de los jóvenes, expusieron que esto es posible “excavando e indagando la selva, el espacio de biodiversidad más grande de la tierra, o la puna, un ambiente semidesértico con fauna”, entre otros espacios repletos de información valiosa.

Para ejemplificar lo afirmado presentaron diversos simuladores de excavación. De esta manera, la jornada no sólo consistió en una charla expositiva, sino que los chicos tuvieron la oportunidad de jugar a ser arqueólogos y conocer con sus propias manos la actividad de los especialistas, con herramientas específicas de trabajo: cucharin, pincel, espátula y pala.

Fue una actividad entretenida, en la que los alumnos aprendieron junto a los expertos cómo se lleva adelante el trabajo arqueológico, plasmando en la práctica lo estudiado en clase y profundizando conocimientos del área de Ciencias Sociales.

Fecha: 24/5/2019 | Creado por: Brenda
Categoria: Noticias 2018
Etiquetas: novedades, ort