Los alumnos de 5to. año de las especializaciones Construcciones y Mecatrónica formaron parte de una propuesta muy especial, que se basó en el abordaje del concepto "estereotipos de género" y cómo estos podrían incidir en sus decisiones vocacionales. En las próximas semanas otras orientaciones estarán vivenciando la experiencia.

De la mano de la organización civil SUMANDO Argentina -que se caracteriza por desarrollar programas y ejecutar proyectos basados en estrategias pedagógicas no formales, utilizando herramientas atractivas para abordar espacios de reflexión y acción vinculados al fortalecimiento democrático y al involucramiento activo y directo de los ciudadanos- los chicos participaron de una actividad sumamente interesante, enmarcada en los programas de Orientación Vocacional (OVO) y de Educación Sexual Integral (ESI).

El propósito del taller fue brindar a los estudiantes herramientas de comprensión que les permitan reflexionar sobre el ámbito profesional desde un enfoque que entienda la existencia de estereotipos de género como formas socialmente construidas de sentir y actuar que afectan directamente el acceso a los derechos de todas las personas. Además, promover que tengan más conciencia a la hora de emprender sus proyectos una vez finalizada la Escuela Secundaria y transformar la realidad que los rodea.

La primera consigna fue “Las cajas de los géneros”, en la que, tomando ejemplos puntuales de profesiones y ámbitos laborales, se buscó identificar cómo se construyen socialmente los estereotipos asociados con “varón-mujer” y quiénes participan de ello. Luego se identificaron mecanismos de deconstrucción.

“Es verdad que los hombres, a veces, pueden hacer con mayor facilidad lo que les gusta, pero también sienten mucha presión y deben cumplir con ciertos mandatos”, dijo uno de los estudiantes.

“Yo creo que tendríamos que destruir estas cajas haciendo visibles las problemáticas y tomando conciencia de lo que producen en nosotros”, aseguró otra de los participantes.

“También es cierto que es muy difícil romper con todo esto, si uno no hace lo que se espera hay que soportar miradas inquisidoras y malos tratos”, expresó una alumna con preocupación.

Durante la propuesta, los chicos enumeraron algunos de los actores que a lo largo de los años sostuvieron y asumieron como biológicas y naturales numerosas cuestiones que no lo son. El mercado laboral, la religión, los medios de comunicación, la historia y las familias fueron algunos de los mencionados.

La segunda actividad se llamó “Las verdades sobre los roles sociales”. Empleando la dinámica de “cuatro esquinas”, se compartió una afirmación y los adolescentes se posicionaron en una de ellas según si estaban “muy de acuerdo”, “de acuerdo”, “en desacuerdo” o “muy en desacuerdo” con ella.  Después debieron justificar su elección, reconociendo cómo operan los estereotipos y de qué forma impactan en la toma de decisiones.

Al cierre de la experiencia, en la que se llevaron adelante distintos debates, los estudiantes se mostraron muy conformes con el espacio de reflexión y sostuvieron que “hay muchas cosas que no están buenas, pero se puede trabajar para cambiarlas”.

Fecha: 31/5/2019 | Creado por: Julieta
Categoria: Noticias 2018
Etiquetas: ort, novedades