“La inteligencia artificial puede traer muchas soluciones, pero lograr hacer negocio y tener impacto en la vida de las empresas y de las personas es un desafío que excede a lo tecnológico”, afirmó Juan Echagüe -experto en la temática- para dar comienzo a la charla titulada "Del espejo al petróleo: nuestro camino en innovación usando inteligencia artificial", de la que participó 5to. año de Informática.

El encuentro, que forma parte de TEI Talks -ciclo de charlas organizado por la materia Tecnologías Exponenciales e Innovación-, tuvo como invitados a Juan Echagüe y Ricardo Scattini de Practia Global -empresa argentina de tecnología y negocios- y fue el espacio perfecto para preguntarnos por el proceso de implementación de una idea y la importancia de evaluar el mercado en el que queremos llevarla adelante.

En ese sentido, Echagüe y Scattini relataron un caso específico con el que trabajan: la necesidad de ciertas empresas extractoras de petróleo de controlar los pozos ubicados en el medio de la Patagonia, con el objetivo de evitar accidentes y verificar su correcto funcionamiento. 

“Para vigilarlos deben tomarse una cierta cantidad de mediciones constantemente y poner una persona a revisar una pantalla. Pero esto implica dos cuestiones: requerís de un especialista y, además, que esté mirando e interpretando decenas de señales sin parar, lo cual para cualquier humano es extenuante y supone un costo altísimo”, explicó Echagüe.

Abriendo la puerta a conversar acerca de automatización de procesos, Echagüe y Scattini se explayaron sobre la aplicación de machine learning, herramienta que permite crear un programa que sintetice distintos valores y, ante la detección de anomalías, dar aviso a quien corresponda. 

Frente a esta posible solución, Scattini les consultó a nuestros alumnos y alumnas cómo saber si se trata de una innovación y luego respondió: “Es clave tener en claro cuál es el indicador de negocio que queremos influenciar, costos por ejemplo, para evaluar si el uso de inteligencia artificial realmente va a hacer la diferencia”. 

“No basta con la utilización de tecnologías exponenciales, sino que hay que ir más allá. Cuando querés que tu idea funcione, te encontrás con una cantidad de desafíos vinculados al mercado en el que ese producto va a competir”, agregó Echagüe. 

De esta manera, a partir de un caso puntual, junto a nuestros estudiantes pudimos analizar la relevancia de, ante el pedido de un cliente, determinar cuál es el valor agregado de la solución que ofrecemos y qué socios serían necesarios para implementar la propuesta. 

Se trató de un encuentro en el que no sólo continuamos aprendiendo sobre las posibles utilidades de la inteligencia artificial, sino que también tuvimos la oportunidad de sumergirnos en el departamento de Desarrollo e Investigación de una empresa real para conocer su funcionamiento y reflexionar acerca de los pasos a tener en cuenta a la hora de impulsar iniciativas innovadoras y de alto impacto. ¿La receta para lograrlo según los expertos? Soñar, errar, aceptar errores, evaluar las circunstancias y aprender para seguir mejorando. 

Fecha: 29/6/2021 | Creado por: Agustina Mariana
Categoria: Noticias 2021
Etiquetas: ort, novedades