Empezamos a conocer la historia de los reyes de Israel. En esta oportunidad aprendemos sobre el rey Shaúl
Comenzamos un nuevo proyecto sobre los Melajim, los reyes de Israel. 

 

Te compartimos el relato del primer rey de Israel, el Melej Shaúl

 


Relato de Shaúl

Hace muchos muchos muchos años, después de que el pueblo de Israel llegó a la tierra prometida, vivía allí un señor que se llamaba Kish. Kish tenía un hijo llamado Shaúl. 

Cuentan que Shaúl era un joven bondadoso, muy hermoso y muy alto. Dicen que nadie era más alto que él en todo Israel. 

Cierto día a Kish se le perdieron tres animales de su rebaño. Kish, entonces, lo mandó a Shaúl para que fuera con su joven ayudante a buscarlos. Pasaban los días… un día, dos tres… y no aparecían. Entonces Shaúl le dijo a su ayudante: “Están pasando los días, tal vez mi papá ya se olvidó de los animales, pero seguramente ahora se está  preocupando por nosotros. Volvamos a casa”. Pero no sabían cómo volver, en esa época no existían los GPS, ni los celulares para poder buscar el camino . 

Entonces decidieron ir a buscar al profeta. ¿Qué era un profeta? Era un líder del pueblo de Israel, que le transmitía al pueblo la palabra de Dios. Los profetas eran personas muy sabias.

Finalmente llegaron hasta la casa del profeta. El profeta se llamaba Shmuel (Samuel). Adonai ya había hablado con Shmuel, y le había dicho que pronto conocería al que iba a ser el melej, el rey de Israel. En esa época el pueblo de Israel todavía no tenía un rey, y todo el pueblo le había ido a pedir al profeta Shmuel que querían tener un rey como todos los demás pueblos . Así fue que Adonai le dijo a Shmuel, el profeta, que escuche al pueblo y que pronto llegaría una persona con las cualidades que hacen falta para ser el rey.

Por fin llegó ese día, Shaúl llegó con su ayudante a la casa del profeta para preguntar cómo hacer para volver a su hogar. Shmuel le dijo: 

   - “Yo te voy a decir cómo volver, y no te preocupes por los animales porque ya los encontraron”. Y agregó:     - “Todo lo bueno y lo mejor les va a pasar a vos y a tu familia”.

Entonces Shaúl respondió:

   - “Pero… por qué justo a nosotros nos tienen que pasar cosas tan buenas? De qué cosas buenas me hablás? Mi familia no es muy importante, y además somos de la tribu más pequeña del pueblo de Israel”.

Sin embargo, la familia de Shaúl sí era muy importante. Shmuel observaba qué humilde era Shaúl, y también veía cómo se preocupaba por su familia. Shmuel pensó: “Adonai me dijo que yo conocería al que va a ser el rey de Israel. Es este, Shaúl va a ser el rey”.

Durante su reinado se ocupó de unir a todas las tribus - que eran grupos de familias grandes. Cada tribu tenía su propia bandera y sus propias tierras. Bajo el reinado de Shaúl, todas las tribus se unieron y pasaron a ser “El reino de Israel”.

 

Algúnas de las preguntas que nos hicimos luego de leer el relato en clase, fueron las siguientes:

- ¿Qué es un profeta?

- ¿Cómo se dio cuenta Shmuel de que Shaúl iba a ser el rey?

- ¿Cuál fue el logro más importante de Shaúl durante su reinado?

 

 

Ahora que ya conocés la historia del Melej Shaúl te proponemos jugar a un verdadero y falso.

Hacé click en la flechita para empezar.

 

 

 

 

Fecha: 12/8/2022 | Creado por: Dafne Natali
Categoria: ACTIVIDADES - FUENTES DEL JUDAISMO