Empezamos a reflexionar sobre cuándo y cómo pedimos perdón.

Compartimos el siguiente cuento para seguir reflexionando juntos:

Perdón de Corazón

Luego de Rosh Hashana, la Mora les habló a sus alumnos sobre Iom Kipur:

- Iom Kipur, chicos, es el Día del Perdón, el día en que las personas piden perdón los unos a los otros por los errores cometidos y por las ofensas ocasionadas. Y en ese día debemos perdonar a todo el que se disculpe.

Dani pensó: “Genial, voy a pedir perdón a todas las personas, no tienen salida, están obligados a perdonarme, y no podrán enojarse conmigo durante este año”.

Sepan ustedes que Dani debía realmente pedir perdón a muchas personas. Era un chico travieso y rebelde, pero nunca tenía tiempo para reflexionar sobre las cosas que hacía...

Ese día, Dani comió arrebatadamente el almuerzo y bajó rápido al almacén del señor Iakubi.

Entró al negocio, tomó un puñado de semillitas de la bolsa que estaba abierta junto a la puerta, metió el dedo en la bolsa de azúcar, se lo chupó y así, con la boca llena dijo:

- Señor Iakubi, en unos días es Iom Kipur. Vine a pedirle perdón porque siempre agarro de las bolsas y pruebo los dulces de su negocio sin pagar.

- Está bien... - dijo el señor Iakubi.

Y a Dani le quedó una mala sensación, como si el almacenero hubiese querido que él se fuera.

Era como si hubiera recibido el perdón sin darle mucho valor, como si quisiera deshacerse de él. ¿Por qué? Dani no lo comprendió...

Salió a la calle a seguir pidiendo perdón por Iom Kipur, y se encontró con la pequeña Jaguit, la hija de sus vecinos.

- Perdón - le dijo – Perdón, ratoncito, que siempre te tironeo de las trenzas, te pido perdón por Iom Kipur y vos estás obligada a perdonarme.

Jaguit dijo:

- Está bien, te perdono - Y se alejó, porque conociendo a Dani sabía que lo mejor era alejarse de él lo más posible. Dani fue detrás de ella y le tironeó bien fuerte de las trenzas:

- De esta tironeada te voy a pedir perdón el próximo Iom Kipur, ¿de acuerdo? - le preguntó riendo.

- ¡No! - dijo Jaguit estallando en llanto - Y para que sepas, no te perdono ni siquiera ahora, aunque tengamos que perdonar por Iom Kipur. ¡No quiero perdonarte, ni ahora ni en ningún otro Iom Kipur! ¡Podés pedirme perdón hasta mañana y no te voy a perdonar!

Así dijo Jaguit y se fue, mientras le caían lágrimas de sus ojos.

Todo ese día y también el siguiente, pidió Dani perdón: a los vecinos, a sus compañeros del aula, al viejo vendedor de falafel. Pidió perdón a mucha gente, pero sintió que nadie quería perdonarlo.

A la noche, conversó sobre esto con su mamá:

- Siento que ellos no me perdonan - le dijo - ¿por qué, mamá? ¿Por qué nadie puede perdonarme? Ellos dicen que me perdonan porque Iom Kipur se acerca, pero es solo de la boca para afuera y no de corazón...

Miró la mamá a Dani y le preguntó:

- ¿Acaso pediste perdón con todo tu corazón? ¿Realmente querés que te perdonen? ¿Acaso decidiste cambiar tu comportamiento? ¿O es que solo pediste perdón y nada más?

Dani no contestó. Solo meditó sobre las palabras de su mamá.

Claro, ella tenía razón. Cómo podía perdonarlo el señor Iakubi si veía que, mientras le pedía perdón, seguía llevándose los dulces de la bolsa, y cuando le pidió perdón a la pequeña Jaguit siguió haciéndole groserías.

Él no había cambiado su forma de portarse ni siquiera con aquellas personas a las que pidió perdón. Había pedido muchas disculpas, pero el pedido había salido de su boca y no de su corazón...

- Yo creo, mamá, que ahora sé cómo tengo que pedir perdón – dijo - Mañana voy a ir otra vez a pedir perdón a todos. Les mostraré que realmente quiero que me perdonen, y ya desde mañana mismo voy a empezar a portarme mejor. ¿Vos creés que mañana me perdonen, mami?

- Si vas a pedir perdón así, un perdón que no solo sale de tu boca sino también de tu corazón, estoy segura de que te perdonarán - dijo la mamá.

 

 

A continuación les dejamos para que realicen el crucigrama visto en clase, con la familia.

 

  1. CUANDO AYUDO A UN COMPAÑERO EN LO QUE NECESITA, JUNTOS PODEMOS ENCONTRAR LA ……….

  2. CUANDO PEDIMOS PERDÓN TAMBIÉN PODEMOS DECIR …...

  3. CUANDO NOS PELEAMOS Y VOLVEMOS A HABLAR DE LO QUE SUCEDIÓ, VOLVEMOS A SER ……….

  4. CUANDO RESPETAMOS LOS ACUERDOS DE LA KITÁ Y NOS RESPETAMOS ENTRE NOSOTROS, LOGRAMOS ………. MEJOR

  5. CUANDO NO PODEMOS RESOLVER UN CONFLICTO SOLOS SIEMPRE PODEMOS PEDIR ……..

  6. .1.                                      S _ _ _ _ _ _ _

  7. 2.                                      L _  _ _ _ _ _ _ 

  8. 3.                                 _ _ I _ _ _

  9. 4.                                      J _ _ _ _

  10. 5.                                      A _ _ _ _

 

 

Fecha: 3/10/2022 | Creado por: Dafne Natali
Categoria: ACTIVIDADES - FESTIVIDADES