Una propuesta diferente, así describen los y las estudiantes de Construcciones y Diseño al evento que reúne a todos los cursos de la especialización en una iniciativa que busca desafiar su creatividad y habilidades.

Persiguiendo el objetivo de elaborar una maqueta de tres manzanas urbanas, los chicos y chicas trabajaron divididos en 59 equipos que tuvieron como consigna diseñar diversos espacios al aire libre como azoteas, patios y veredas. Además, como sucede en la vida real, se encontraron con la necesidad de llegar a acuerdos con compañeros y compañeras por tratarse de terrenos vecinos.

Por ejemplo, Daniela de 5to. año participó de la creación de una terraza que debía conectarse con la de otro grupo. “Para empezar, tuvimos que dibujar un croquis con las ideas de los elementos que íbamos a poner, teniendo en cuenta la propuesta de quienes fabricaban el edificio aledaño”, explicó la alumna.

“Este año quisimos que exploren sobre el diseño de espacios al aire libre, remarcando su importancia para los y las habitantes que buscan vivir en lugares con aire fresco y luz natural”, afirmó el Arq. Guillermo Altmann, Director de Construcciones y Diseño.

Como agregado que sumó complejidad a la hora de ingeniárselas para dar respuesta a la consigna, los y las estudiantes también tuvieron que asegurarse de incluir especificaciones asignadas, como un color, elementos o determinadas medidas a respetar.

“Nos tocó diseñar un fondo de edificio y lo hicimos estilo japonés, con una laguna en el medio, y pintado de rojo, porque nos tocó ese color. Además, nos pidieron que haya algunos lugares puntuales como un canil, parrillas y vegetación”, contó Agustina de 4to. año.

Por la tarde del segundo día, increíbles maquetas inundaron el Auditorio Río de Janeiro de la sede Almagro para unirse en una gran creación colaborativa. “Para nosotros es siempre una incógnita cómo será el resultado final. No sólo la creación de cada equipo, sino del producto colectivo que es la suma de todos ellos”, opinó el Arq. Altmann, poniendo la lupa en la labor simultánea de sus estudiantes.

Un espacio para vincularse

Más allá de la puesta en práctica de conocimientos, el Workshop de Construcciones se trata de un momento de diálogo entre compañeros y compañeras, en el que la propuesta pedagógica impulsa el intercambio de 3er., 4to. y 5to. año, dándoles lugar para vincularse y potenciarse. 

“Me gusta la oportunidad de diseñar con otras personas que no conocés, porque te abre la puerta a generar nuevas ideas”, opinó Agustina de 4to. año. Por su parte, Tomás de 3er. año, que vivió por primera vez la experiencia, dijo: “Me gusta mucho conocer chicos y chicas de otros años porque te enseñan y podés aprender cosas nuevas. Además, cada uno aporta sus ideas y trabajás mucho mejor”.

Daniela, de 5to. año, que se encuentra pronta a egresar, estuvo de acuerdo con sus pares. “Fue muy interesante porque los tres años pude contactarme y charlar sobre la especialización. Por ejemplo, cuando estaba en 3er. año, los de 5to. me anticiparon cosas de otras materias que iba a tener más adelante y el intercambio que se genera es muy valioso”, afirmó. 

Marcando la diferencia con otros días en la rutina de chicos y chicas de la orientación, el Workshop de Construcciones propone una modalidad innovadora que invita a los y las estudiantes a trabajar con pares que son con quienes comparten el día a día del curso. 

De esta forma, establecemos nuevos desafíos de comunicación y búsqueda de acuerdos para resolver un ejercicio que tiene un tiempo acotado, un alto grado de complejidad y que privilegia la búsqueda de soluciones no tradicionales, motivando el desarrollo de habilidades propias del mundo laboral. 

Fecha: 16/11/2022 | Creado por: Agustina Mariana
Categoria: Hoy destacamos
Etiquetas: novedades, ort