"El arte es sobre todo un estado del alma." Marc Chagall, 1887 - 1985.

Chagall es un artista que transmite experiencias y recrea momentos de su infancia, recordando constantemente el amor a su pueblo natal en Bielorrusia, pueblo de poco más de 60.000 habitantes donde casi 48.000 de ellos son judíos. Habían sobrevivido a los pogromos; sufrían prejuicios y discriminaciones; vivían aislados, por lo que tenían sus propias escuelas, hospitales, y sinagogas. Se hablaba yídish, una lengua mezcla de alemán con mucho del hebreo y el eslavo, que se escribe con caracteres hebreos y que se habla sobre todo como lengua principal en las comunidades judías de Europa Oriental. La ciudad se organizaba entorno al shtetl, el pueblo judío tradicional. Los judíos viven en el shtetl cerca de la naturaleza, de los bosques y de los ríos, de las planicies nevadas. Crecen rodeados de granjas, de animales domésticos, junto a los campos sembrados de trigo y de centeno. Son pequeños artesanos, taberneros, panaderos, carniceros, carpinteros, leñadores, muy diferentes, en todo sentido, de las masas rusas y polacas de campesinos rudos y analfabetos; forman un decorado que se verá a través de los cuadros de Chagall. Cada casa tenía su pequeño jardín y corral. Con sus cercas de madera y la decoración multicolor, las casas de Vitebsk viven eternamente en las pinturas. 

Chagall es un judío que vive intensamente las tradiciones judías y no se puede entender su producción artística sin tener en cuenta esta religión. Cuando nació, en el marco del Imperio Ruso, a los niños judíos no se les permitía asistir a escuelas o universidades regulares. Su movimiento dentro de la ciudad también fue restringido. Por lo tanto, Chagall recibió su educación primaria en la escuela religiosa judía local, donde estudió hebreo y la Biblia. Luego, logró ir a una escuela de arte y más tarde se mudó a París, donde encontró su verdadero ser y quedó enamorado de esa ciudad. Sin embargo, el espíritu jasídico fue la base y la fuente de alimento de su arte. Son muy célebres las ilustraciones que Marc Chagall ha realizado de la Biblia, hasta llegar a los imponentes cuadros que sobre el Génesis y el Cantar de los cantares ha pintado y que podemos ver en su Museo Bíblico de Niza. Son célebres también las ilustraciones que sobre la novela de Gogol, Almas muertas, o Las Fabulas de La Fontaine ha realizado. A propósito de la Biblia, Chagall ha confesado que es un pozo de inspiración. Así lo muestran sus referencias en distintas ocasiones: “Acudí al gran libro universal, la Biblia. Desde la infancia la Biblia me ha llenado de visiones sobre el destino del mundo y me ha sido fuente de inspiración para mi trabajo. En momentos de duda, la sabiduría y la grandiosidad intensamente poética que destila me han reconfortado como una segunda madre... Desde mi primera juventud quedé cautivado por la Biblia. Siempre me pareció, y aún me sigue pareciendo, la fuente de poesía más grande de todos los tiempos. Desde ese momento, he buscado ese reflejo en la vida y en el arte. La Biblia es como una resonancia de la naturaleza, y yo he mirado de transmitir ese secreto.” 

Hay que destacar que, pese a su religión judía, Chagall no dudó en pintar crucifixiones y en aceptar encargos de iglesias católicas, templos protestantes, iglesias, o recintos como el gran vitral para la ONU en Nueva York o la sinagoga del Hospital Hadassa de Jerusalem.  

 

 

Fecha: 22/6/2022 | Creado por: Tamara
Categoria: Segundo Trimestre
Etiquetas: chagall, historia, fuentes, ort