Razón, libertad, tolerancia Moses Mendelssohn, no sólo trajo los aires frescos e integradores del iluminismo al mundo judío, sino a la propia sociedad alemana de la época.

 

Haskalá: emancipación judía y el problema de la “sobre representación”

La Haskalá fue un movimiento que se desarrolló en esa comunidad europea a fines del siglo XVIII y a lo largo del siglo XIX, cuando abandona los guetos y se integra en la vida social y cultural de los distintos países siguiendo la idea de asimilación que defendía el filósofo Moses Mendelssohn

 

A finales del siglo XVII tuvo lugar un movimiento libertario y revolucionario que pretendía poner al ser humano y sus derechos como centro del universo. Esa época acabó siendo conocida como la Ilustración y fue clave para el devenir de los derechos y el pueblo judío. Eternamente relegados y discriminados, los judíos comenzaron una larga y dolorosa marcha hacia su emancipación.

El objetivo era la preservación de la cultura judía como un elemento diferenciador, especial y único y por otra parte, reavivar el hebreo como una lengua moderna y primaria para prensa y literatura judía. Pero al mismo tiempo, se buscaba la integración de los hebreos en los países y sociedades donde vivían. En ese movimiento fue clave la figura de Moses Mendelssohn, filósofo judío que tradujo la Torá (y otros libros bíblicos) al alemán, lo que para los sectores más ortodoxos del judaísmo era una herejía.

Un judaísmo ansioso por disponer de libertad y de derechos

En 1783 en Koenisberg varios alumnos de Moses Mendelssohn publicaron la revista Hame`assef, para fomentar el uso del hebreo y difundir la cultura entre la población judía. El propio Mendelssohn colaboró en varias ocasiones, aunque siempre sin firmar. La revista tuvo sus momentos más radicales y más moderados pero fue vital para la expansión de la cultura judía a través de poemas, artículos, exégesis bíblicas, estudios históricos o biografías de judíos famosos.

También tuvo cabida el incipiente movimiento sionista con escritos de naturaleza nacionalista, contrario a la idea de asimilación que defendía Mendelssohn. La emancipación acabó desembocando en dos corrientes dentro de ese judaísmo ansioso por disponer, por fin, de libertad y de derechos. Algunos acabaron simpatizando con el socialismo y otros se volvieron hacia el nacionalismo judío, el ya citado sionismo, del que saldría la figura de Theodor Herzl.

A partir del siglo XIX e impulsados por la Haskalá los judíos de algunos países europeos como Alemania, Francia o Italia, abandonan el guetto y consigue integrarse en la vida social y cultural de los distintos países. En Europa del Este, aunque en algunos países como Hungría tuvieron una presencia importante, la desconfianza y la segregación siguieron siendo la tónica habitual. Asimismo, muchas comunidades se tornaron en contra de la Haskalá y durante este siglo la comunidad askenazí se dividió en varias corrientes contrarias a la emancipación, que optaron por un camino apegado a las tradiciones de vertientes ultraortodoxas.

 

16 de marzo de 2022

Mónica Fernández / Especial para El Ciudadano

https://www.elciudadanoweb.com/haskala-emancipacion-judia-y-el-problema-de-la-sobre-representacion/

 

 

Fecha: 12/10/2022 | Creado por: Andrea
Categoria: 3er Trimestre